Dios se llevó al payaso equivocado.